Cómo arreglar un móvil que no carga

Es un problema que muchos de nosotros hemos experimentado en algún momento: al final de un largo día tu móvil está a punto de morir. Llegas a casa, lo conectas y…, no pasa nada. Esto puede ser bastante frustrante, pero tratar de diagnosticar el problema si el móvil no carga puede serlo aún más.

Aquí pueden estar ocurriendo varios problemas: que el móvil se niegue a cargar por completo, que esté cargando muy lentamente; o incluso que cargue tan lento que en realidad está usando más energía de la que está ganando. Si experimentas alguno de estos problemas de carga, hemos recopilado algunas formas de diagnosticar problemas de batería y de ayudarte a solucionarlos.

[bar id=”17169″]

Soluciones para problemas típicos al cargar el móvil

Descarga la app Ampere

ampere app

Ampere es una herramienta muy útil para comprobar si tu móvil se está cargando y cuánto se está cargando. La app identifica cuánta corriente le llega a tu smartphone. Gracias a esto, no solo podrás ver si tu móvil se está cargando bien, sino también podrás saber si los cables que utilizas funcionan correctamente.

Descargar Ampere

Google Play (Gratis)

Prueba una fuente de alimentación diferente

Es posible que tu móvil o cargador no sea el problema en absoluto, sino la toma de corriente desde la que intentas cargar. Si estás intentando cargar desde un enchufe de pared, prueba con otro o cargando directamente desde un ordenador.

Si estás cargando desde un puerto USB del equipo, cambia a otro puerto o intenta usar un adaptador de pared. Si el dispositivo comienza a cargarse al cambiar la fuentes de alimentación, es posible que hayas encontrado el problema y necesites contratar a un electricista o arreglar el equipo.

Comprueba el cable de carga

cable usb

Hay dos cosas que debes comprobar antes de empezar a reiniciar móviles e intentar reparar las tomas USB: el adaptador de pared y el cable de carga. El cable de carga es, con diferencia, el problema de carga más común. Están doblándose contínuamente y eso puede dañar el cable.

Es bastante probable que tengas cables de sobra por ahí, así que intenta cambiar el cable por otro para ver si eso ayuda. Si no tienes otro, puedes pedir prestado uno antes de dar un paso más drástico.

Comprueba el adaptador de pared

cargador usb

Otra cosa que debes comprobar antes de empezar a jugar con tu móvil es el adaptador de pared, ya que es posible que el puerto USB del adaptador se haya roto.

Al igual que con el cable, la forma más fácil de comprobar si el adaptador es defectuoso es simplemente intentar cargarlo con un nuevo adaptador. También puedes intentar conectarlo a tu ordenador. Si se carga, lo más probable es que el adaptador tenga la culpa.

Apaga el móvil

Si estás dándole a algún juego que tire bastante de gráficos mientras intentas cargar el móvil, es posible que tu dispositivo esté usando más energía que cargándose, haciendo que parezca que no se está cargando. Si apagas el smartphone mientras se está cargando (o al menos apagas la pantalla), harás que el proceso de carga funcione correctamente. Incluso el simple cambio a modo de avión podría acelerar el tiempo de carga.

Comprueba el puerto USB del móvil

puerto usb móvil

Una vez que descartes el cable y adaptador como el problema, es hora de pasar a las cuestiones más técnicas. A menudo el problema es el pequeño conector metálico en el puerto USB, que puede estar ligeramente doblado de manera que no haga el contacto adecuado con el cable de carga.

Para solucionarlo, apaga el móvil y retira la batería si puedes. Con un alfiler o algo de tamaño similar y endereza la pequeña lengüeta dentro del puerto USB del móvil. Pero ojo: no seas demasiado brusco con este proceso, o podrías terminar estropeando todavía más tu teléfono. A continuación, vuelve a colocar la batería, enciende el dispositivo e intenta cargarlo de nuevo.

Otro posible problema podría ser que haya algo de suciedad dentro del puerto USB, como pelusilla. Aquí te mostramos cómo limpiar correctamente la toma USB.

Cambia la batería

lg g4 cambiar batería

Si has llegado al punto en el que la batería se está muriendo definitivamente, podría ser el momento de pensar en comprar un móvil nuevo. Si eso no es una opción, entonces cambiar la batería te puede ayudar.

A veces, las baterías defectuosas son fáciles de reconocer, ya que pierden el líquido de la batería o comienzan a hincharse un poco. Por supuesto, la mayoría de los teléfonos de hoy en día no tienen baterías extraíbles, así que a menos que tengas uno de los pocos modelos que sí las tienen, probablemente tendrás que llevar el móvil a una tienda especializada para ver si pueden reemplazar la batería por una nueva.

5 / 5 stars     
Top